LDC en Uruguay en primer plano 99

Panorama de la travesía de LDC en un país que sueña en grande.

Con sus 3,4 millones de habitantes y una cifra cuatro veces mayor de vacas, Uruguay es descripta en ocasiones como “una gran estancia”, por lo que no resulta una sorpresa que el cultivo de la tierra sea la actividad económica más importante del país, con la agricultura y la agroindustria representando el 12% del PBI y alrededor del 70% del total de las exportaciones.

Han transcurrido casi 20 años desde que la historia de LDC comenzó en Uruguay, donde nos hemos convertido en una de las compañías agroindustriales líderes y vemos oportunidades para continuar creciendo de la mano del importante sector agrícola del país.

Un pequeño dínamo agrícola en medio de dos gigantes sudamericanos.

La agricultura ha sido el principal motor de la economía uruguaya, cuya geografía y clima templado son ideales para desarrollar una variedad de cultivos de invierno y verano, y donde los puertos de aguas profundas facilitan una exportación ágil de su producción al mundo.

Si bien es relativamente pequeño comparado a sus vecinos Argentina y Brasil, los productores del país se han mantenido a la vanguardia de las nuevas tecnologías agrícolas: desde la adopción temprana de la siembra directa hasta su apertura a la biotecnología e inversión en sistemas de riego. Y como el gobierno ha impuesto legalmente el uso y el manejo responsable del suelo, la producción es desarrollada cuidando de los recursos naturales, lo que hace de ésta una actividad sustentable que trasciende generaciones.

Todo esto representa, sin duda, una atracción para una compañía como la nuestra, que pone tanto énfasis en la producción sustentable de los productos que comercializamos.

Trabajando desde bases sólidas.

LDC ingresó al mercado uruguayo en 2002, reconociendo la aptitud del país para la actividad central de la compañía, con el objeto de satisfacer la demanda de productos agrícolas de clientes de todo el mundo.

Nuestra experiencia y red global, que incluye importantes plantas de molienda de oleaginosas en la región, combinadas con la profunda comprensión de nuestro equipo local de las necesidades de los productores, fueron clave para establecer a LDC como un actor clave en Uruguay.

Hoy contamos con un 30% de participación en el mercado interno de cereales y oleaginosas, a través de las cinco oficinas comerciales de LDC en las principales áreas agrícolas del país, dos elevadores de cereales y oleaginosas, un depósito de fertilizantes y actividades en todos los principales puertos de exportación de Uruguay.

LDC también se ha beneficiado de las sólidas instituciones estatales, así como sus políticas y normativas de que promueven las inversiones en agricultura y servicios profesionales. Siendo el país un líder regional en este ámbito, LDC se ha posicionado como un importante empleador, tanto en sus propias instalaciones (que incluyen varios activos industriales, un centro de excelencia para la ejecución internacional y un centro de servicios compartidos –shared services center) como en aquellas administradas junto a socios locales, incluyendo plantas de acopio y operaciones portuarias en todo el país.

La presencia de LDC en Uruguay complementa estratégicamente nuestras actividades de originación e industriales en Argentina y Paraguay, ya que nos beneficiamos de nuestra huella regional a través de nuestras plantas de procesamiento y nuestra empresa fluvial que nos permite transportar nuestros productos a través de la Hidrovía Paraná-Paraguay entre estos tres países y, luego, al mundo.

Conectados con las tendencias de los consumidores globales.

La estrategia de LDC consiste en el incremento de la integración vertical, la diversificación a través de productos con valor agregado y la inversión en innovación. A medida que avanzamos en esta estrategia, vamos formando asociaciones para acelerar el crecimiento en los mercados de consumo – por ejemplo, en China, a través de nuestra empresa conjunta para producir alimento de primera calidad para la acuicultura – con el fin de satisfacer la demanda de pescado del país como una popular alternativa proteínica a la carne.

A medida que nos acercamos a las etapas finales de la cadena de suministro, más cerca del consumidor final, también necesitamos confirmar la fortaleza significativa que constituye nuestra capacidad de abastecernos de productos agrícolas que son ingredientes esenciales para alimentos y forraje, incluyendo cereales, oleaginosas y otros.

Continuar fortaleciendo nuestra eficiencia y capacidad en los países clave de originación es, por lo tanto, esencial, inclusive en Uruguay, donde apoyamos a los productores agrícolas y con quienes trabajamos codo a codo, y cuya productividad y resiliencia es fundamental para nuestro éxito y la seguridad de los alimentos a largo plazo.

Oportunidades para liderar cadenas de suministro sustentables y trazables.

Los clientes están cada vez más preocupados por la seguridad y la sustentabilidad de los alimentos, una tendencia acelerada por la pandemia del Covid-19, con las industrias de alimentos, forraje e ingredientes requiriendo cada vez más garantías de cumplimiento de estándares de seguridad y sustentabilidad en todas nuestras actividades: producción, comercialización, procesamiento y, cada vez más, envasado y distribución.

A medida que aumentamos nuestra presencia en toda la cadena de valor, es crucial que lo hagamos con un compromiso de generar valor justo y sustentable en cada etapa del proceso: desde el productor hasta el consumidor final. LDC ya se encuentra trabajando en este sentido, por ejemplo, impulsando la transparencia en la cadena de suministro de la soja, como parte de los compromisos de nuestra Política de Sustentabilidad de la Soja global.

Vemos un enorme potencial para Uruguay para diferenciar sus productos a través de la trazabilidad. Habiendo sido el primer país en habilitar la trazabilidad completa de la cadena de valor para la producción bovina, aprovechando las nuevas tecnologías, ¿por qué no hacer lo mismo para sus productos agrícolas, que cumplen con las leyes de manejo sustentable del suelo?

Conoce más sobre LDC en Uruguay, una parte importante de una red con alcance e impacto global.